Quiero empezar esta reflexión con algo que a lo mejor os decepciona: “No existen los malos ni los buenos olores”,

El olor son moléculas en el aire que nuestro cerebro ha aprendido a interpretar… Por qué un huevo podrido huele mal? Bien, pensemos en los primeros hominidos… La naturaleza seleccionó aquellos individuos que aprendieron a confiar en su sentido del olfato para elegir aquello que podían o no podían comer. Asi de simple, los individuos que comían cosas podridas (y que por tanto podían estar en mal estado, o contener bacterias tóxicas) se intoxicaban y (con suerte) no llegaban a reproducirse…

Sin embargo aquellos individuos que desarrollaron la capacidad de decir: “Ojo, esto no me gusta como huele… No me lo como”, conseguían sobrevivir más y reproducirse más, por tanto todos descendemos de este segundo grupo de individuos, y por eso (generalmente) somos capaces de percibir los malos olores y “huir” de ellos…

Pero es curioso lo que ocurre con algunos elementos como el queso… Como sabeis el queso son bacterias que transforman la leche y su grasa en queso… Aunque es delicioso en la mayoría de sus variedades, no necesariamente huele bien… El motivo es que nuestro cerebro nos está avisando: “Ojo! aquí huelo a bacterias y a fermentación, ten cuidado…”

Afortunadamente el ser humano ha aprendido a controlar este proceso sin peligro, incluso podemos encontrar quesos con moho totalmente seguros para nuestra salud (y que, casualmente, son los que “peor huelen”…), pero nuestro cerebro de homínido todavía nos está avisando de que percibe cosas potencialmente peligrosas a través del olfato, increíble no?

Por esta razón en Olorama no utilizamos (generalmente) olores desagradables… El olfato es un sentido muy delicado, nos ha costado mucho desarrollar y llevar Olorama al mercado y no queremos estropear las experiencia al usuario…

No obstante podemos incorporar algunos “no demasiado desagradables” si nuestros clientes lo solicitan, pero siempre ofreciendo el asesoramiento en cuanto a modo de uso e intensidades a utilizar, para mitigar los efectos evolutivos que los olores desagradables producen en nuestro cerebro.

Esperamos contar contigo pronto, si necesitas más info utiliza nuestro formulario de contacto

download-b

Introduzca su nombre y email y podrá acceder al dossier de Olorama

 

Gracias! Aquí puedes descargar el dossier.